Hacia lo salvaje: nuevos horizontes

15/04/2018 | Sara

El proyecto Hacia lo salvaje fue, en un principio, concebido con la idea de viajar y descubrir nuevos horizontes. A través de nuestro primer viaje descubrimos que el camino hacia lo salvaje es mucho más que, simplemente, viajar: encontramos personas, lugares e ideas que ampliaron nuestros horizontes y también las posibilidades del proyecto. Viajar nos ha ayudado a comprender que existen muchas otras formas de vivir la vida, algunas nuevas para nosotros. Esto nos ha hecho plantearnos nuestro futuro de un modo distinto.

Hacia lo salvaje: nuevos horizontes

Hay quien emprende el camino nómada y no regresa ya a la rutina común, otras personas que descubren lugares que le apasionan en algún remoto lugar de su camino y se detienen allí para quedarse, y otras mil posibilidades. Nos hemos dado cuenta de que hay un tiempo para todo y que la edad no es algo importante cuando tienes un sueño/proyecto/objetivo/ambición... En nuestro caso, descubrimos que nos encanta viajar, pero también que nos gustaría echar raíces en algún lugar.

Antes de nuestro primer viaje ya nos apasionaba la naturaleza, pero de que te guste algo a estar integrado en ella tuvimos que dar ese primer paso de salir a descubrir. No es lo mismo hacer una ruta por la montaña de manera esporádica, que integrarse en los ritmos de lo salvaje durante un largo periodo de tiempo.

Cuanto más descubrimos sobre la naturaleza, más cerca queremos estar de ella, sentir sus ritmos, su lenguaje; queremos aprender a escucharla e integrarnos en ella. La naturaleza no es una cosa que te guste, sino algo a lo que perteneces. El respeto hacia ella, la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente, el conseguir su cercanía es lo que nos mueve en el día a día. El viaje nos ha abierto de par en par los ojos, nos ha mostrado gente que vive de forma diferente a la común pero que por otro lado está muy cercana a la naturaleza, que nos provocan envidia sana y ganas de emular los retos que han conseguido. Tenemos ganas de ser nosotros también capaces de lograr una vida más integrada en un entorno natural, lejos de la creciente artificialidad que va envolviendo todo.

 

¿Cuáles son los nuevos horizontes?

El propósito de Hacia lo salvaje no cambia, sigue siendo un camino de aventuras y descubrimiento, pero que no solo es un viaje como tal, sino que hemos comprendido que se trata de una experiencia de vida, un camino a emprender en busca, en gran parte, de ese reencuentro con la naturaleza que anhelábamos desde un principio, pero sin estar limitado a una experiencia simplemente de viajes.

 

El reto

En resumidas cuentas, nuestra intención es irnos a vivir al medio rural, formar un hogar en el que criar a nuestros hijos. Tener un huerto, animales y un bosque cercano de los que conseguir nuestros alimentos. Por supuesto, esto no quiere decir que nos convirtamos en unos ermitaños y reneguemos del mundo, pero sí es cierto que es otro estilo de vida. Es un nuevo camino el que emprendemos, pero que nos llena de mucha ilusión.

Por otro lado, tomar un enfoque así requiere que dediquemos un tiempo a ahorrar y tener que comenzar por la parte monetaria. Irse a vivir al campo puede resultar muy idílico, pero las casas y los terrenos, por muy abandonados que estén tienen dueño.

Así que, aquí estamos de nuevo en los Países Bajos, trabajando para ahorrar y volver a poner en acción nuestros sueños. Y digamos que el reto de conseguir este dinero es para conseguir una casita en el medio rural por el norte de España. Y allí será donde comience nuestro proyecto de vida.

 

El plan

La idea es encontrar una casa rural con terreno en alguno de los cientos de pueblos en riesgo de despoblamiento que existen en España. Por lo que además de comprar la casa tendremos que contar con presupuesto para una buena reforma, y ahí empezará lo interesante: no solo la búsqueda de un punto en el mapa donde establecernos, sino ver si somos capaces de llevar a cabo esta hazaña. Reformar, comenzar a producir nuestros alimentos, ser capaces de encontrar un medio de financiación, formar una familia…Pero tenemos la experiencia de nuestro primer viaje, en donde aprendimos la mayoría de las cosas cuando nos  lanzamos a la aventura. Y salga como salga será una experiencia que nos apetece vivir.

 

¿Y los viajes?

Parece que con nuestro nuevo proyecto nos va a ser muy difícil viajar. Pero que no cunda el pánico, no es el fin del mundo. La experiencia nos dice, que aún con niños, con huerto y animales viajar es posible. Así que la idea de seguir conociendo otros lugares sigue en mente. Nuestro próximo objetivo es Latinoamérica y llegará, todo llegará. Tampoco olvidemos que el sueño de Miguel es ir a China… ¡Sigue quedando mucho mundo por recorrer!

 

Nuevos horizontes

Todo esto supone una ampliación también de nuestra página web, pues nos encantaría compartir con todos vosotros todas nuestras inquietudes. Por lo tanto, Hacia lo salvaje, aparte de ser una página web de viajes y aventuras, la ampliamos tratando también temas rurales, de restauración, de trabajo con madera, de agricultura y ganadería a pequeña escala, de niños y educación, de la naturaleza en general y lo que pueda surgir sobre la marcha.

 

 

Por supuesto, no pretendemos ser radicales en ningún aspecto ni imponer nada, simplemente pretendemos compartir nuestro punto de vista y esperamos abrir también vuestras miras y que, todo el que quiera tenga acceso a la información que necesita y se dé cuenta que otras formas de vivir también son posibles.

Nos encantará recibir comentarios, ya que queremos que este medio no sea solo en una dirección, no solo aportar, sino también recibir. Que al final, esta página sea un intercambio de conocimientos.

Bienvenidos una vez más Hacia lo salvaje…

 

 

 

 

 

Escribe un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.